miércoles, 8 de enero de 2014

EL TACÓN: NUESTRO MEJOR ALIADO

Sin duda los Tacones puede no solo proporcionarnos un poco mas de altura, si no además que llevarlos son un símbolo de femineidad y elegancia. Estilizan el cuerpo y pueden mejorar la apariencia de un atuendo, y aunque algunas veces resulten incómodos, ¿Qué mujer no ama los zapatos de tacón?

Si quieres piernas más alargadas usa tacones de punta fina y altos.
Sin embargo hay que tener en cuenta que aunque a todas nos encanta la idea de lucir unos zapatos con tacón de gran altura para atrapar las miradas de quienes nos rodean, es importante recordar que al momento de elegirlos no solo se debe tomar en cuenta nuestros gustos en cuanto a estilo, color y altura, ya que nuestro bienestar y comodidad deben ser parte de esa elección.
Para contrarrestar el dolor y cansancio en los pies a causa del uso de tacones es hacer ejercicios de estiramiento tanto de las pantorrillas como de los pies, que pueden ir acompañados de masajes relajantes. Después de una larga jornada sumerge tus pies en agua tibia con sal.

File:Zapatos Animal print.png
RECUERDA: Nos benefician a nivel visual y nos hacen sentir regias y poderosas. Sí. Pero utilizarlos en exceso puede perjudicar nuestra salud.

                                          HISTORIA DEL TACON:

Ya aparecen ilustraciones del antiguo Egipto en el que se representan hombres y mujeres sobre zapatos elevados. Se piensa que el origen de los zapatos de tacón se remonta al siglo XV cuando el uso de los estribos en el manejo de caballerizas hacía necesario que el pie encajara en el estribo durante las maniobras con caballos, este es el fundamento de las botas de cowboy actuales. En algunos dibujos de Leonardo Da Vinci aparecen ilustraciones de zapatos de tacón alto relacionados con el manejo de caballos.
En la boda que se contrajo entre Enrique II de Francia y Catalina de Medici, ella llegó a lucir zapatos de tacón alto, que empezaron a popularizarse gracias a la celebración de este evento. En 1660 un zapatero denominado Nicolás Lestage fue capaz de realizar unos zapatos de tacón alto para el rey Luis XIV de Francia Con tan solo 1.63 metros de altura, agregaba 10 centímetros a su estatura gracias a los zapatos de tacón rojo generalmente decorados con escenas de batallas.
Pronto esta moda trascendió fronteras y el rey Carlos II de Inglaterra, en su coronación en 1661, lució un par de zapatos con tacón estilo francés.
Pero, ¿cómo llegan los zapatos de tacón a los pies de las mujeres? En un intento de las mujeres por igualar su vestimenta a la de los hombres. Es de esta manera que elementos como sombreros con estilos masculinos y costumbres como fumar pipa se convierten en hábitos femeninos.
Al darse esta equidad, la aristocracia europea utilizó por algún tiempo zapatos unisex, hasta finales del siglo XVII cuando empezaron a cambiar. Los hombres utilizaban zapatos con tacones cuadrados, robustos y bajos, y las mujeres llevaban tacones curvos y esbeltos.
Para 1740, los tacones se habían convertido en un accesorio propio de la mujer.

1 comentario:

  1. No vivo sin los zapatos 150 Soy PEQUE ♥♥♥TACOS♥♥♥

    ResponderEliminar